lunes, 1 de octubre de 2007

A Streetcar named desire

Fue en 1957 que el grandioso Elia Kazan llevó a la pantalla por primera vez esta genial obra de Tennessee Williams, en la que Marlon Brando y Vivien Leigh se encargaron de llenarla con un par de actuaciones memorables: el futuro padrino encarna a la representación del nuevo Estados Unidos de la postguerra, mientras que la bella ex-Scarlett nos muestra que sabe hacer más que ser bonita y batir las pestañas.

La versión de 1995 para la televisión también es tan grande que no cabe en ella: Alec Baldwin es el a veces patán y a veces encantador Kowalski, mientras que Jessica Lange se llevó el Globo de Oro por encarnar a la incomprendida, rayana en la locura, la ternura y el rencor, Blanche DuBouis.

(El año anterior ella se llevó el Óscar por encarnar a otra loca, en Blue Sky, which makes me wonder...)

Si eres un romántico y te gusta el cine de época, vela en blanco y negro, o si la prefieres a todo color, busca la "nueva" versión. Garantizadas por su genialidad ambas, y segurito las encuentras en Blockbuster.

Cinco palomitas. (Diremos diez, porque en realidad son dos cintas muy distintas).

1 comments:

Kurt C.

Un clásico imperdible.