martes, 27 de enero de 2009

lunes, 26 de enero de 2009

Seven Pounds

Will Smith lo logró otra vez.

Caracterizado como un hombre lleno de culpa, bastante delgado y ahora sin barbas ni bigotes, al lado de Rosario Dawson, también caracterizada como una chica con una enfermedad genética que amenaza su vida, sus actuaciones están espectaculares en este drama que toca uno de los puntos más importantes en cuanto a temas de actualidad en la salud se refiere: la noción de que la donación de órganos puede salvar muchas vidas.

Con un principio que deja muchas interrogantes, pero al final las disipa todas, Seven Pounds es, además de una historia con una moraleja evidente muy importante, una reflexión sobre nuestra relación con el otro: ese otro que tiene una cara, una vida, una existencia en el mundo real, y con quien a veces nos resistimos a toparnos. El magnífico guión muestra, sin hacerlo grotesco ni evidente, que el amor al otro redime, tiene poder creador y, en última instancia, salva a todos a los que toca.

Cinco palomitas.

viernes, 23 de enero de 2009

Dalí: a 20 años del adiós V

Salvador Dalí es recordado por toda la magia que rodeaba a su persona, y que expresaba en su trabajo artístico. Como máximo representante del Surrealismo, su obra evoca una realidad alternativa, en la que objetos de uso común se encuentran en situaciones poco usuales, en un mundo recreado con una técnica casi fotográfica, que invita al observador a aceptar el perfecto sentido que tienen la locura y la lógica de lo inexplicable.


Además, lo recordamos, como a pocos de los grandes artistas, como un crítico voraz de la sociedad:
“El payaso no soy yo sino esta sociedad monstruosamente cínica y tan puerilmente inconsciente, que juega al juego de la seriedad para disimular su locura. No lo repetiré bastante: yo no estoy loco. Mi lucidez ha alcanzado un nivel de calidad y de concentración que no existe en este siglo ninguna otra personalidad más heroica y más prodigiosa; excluyendo a Nietzsche (y repito, murió presa de la locura) no se encuentra un equivalente en los otros. Mi pintura es testimonio de ello”.
Sería, tal vez, la supuesta locura que cuadraba inmejorablemente en todos los ámbitos que tocó el artista lo que le valen el reconocimiento como uno de los más grandes, más productivos y más reconocidos internacionalmente. Su persistencia en la memoria del arte, hacen de él un personaje trascendente, no sólo por su magnificencia artística, sino por haber vivido una vida apasionada, sin los atavismos sociales y culturales que subyugan al resto de los mortales.


serie dali

jueves, 22 de enero de 2009

Dalí: a 20 años del adiós IV

En las décadas de 1940, 1950 y 1960, Salvador Dalí fue el artista de vanguardia que siempre había sido. A partir de esta época, los temas centrales de su obra eran la religión y la ciencia:
“Cuando supe que un átomo de emulsión holográfica contenía la imagen entera de la tercera dimensión, incontinente, exclamé: ‘¡quiero comérmelo!’ Esto ha asombrado más que de ordinario a todo el mundo, y sobre todo a mi amigo el profesor Dennis Gabor, Premio Nobel de física en 1971. De esa manera, yo podía realizar, al menos en efigie, uno de mis más caros deseos: comer el ser adorado de Gala, ingerir en mí, en mi organismo, unos átomos que contuvieran unas Galas holográficas sonrientes, nadando en el Cabo de Creus”.
Su estancia en Estados Unidos amplió su círculo social, y pronto se convirtió en una figura importante, sobre todo de la elite artística de los años sesenta y setenta. Se le veía con frecuencia en compañía de Andy Warhol y su séquito. Esto contrastaba con la reclusión en Figueras, Cadaques o Cabo Creus de él y Gala, para escapar del mundo exterior. Para 1966 hace la más grande exhibición retrospectiva de un artista viviente en la Galería de Arte Moderno de Nueva York. Dalí, además, creó muchas obras de arte, que pasaron a formar parte de los señores A. Reynolds Morse, un matrimonio de Cleveland, Ohio, que eran sus coleccionistas más voraces.

En un periodo de cuarenta años, los Morse coleccionaron mucho del arte y objetos de Dalí, incluyendo pinturas al óleo, acuarelas, borradores y manuscritos originales. Otros coleccionistas leales y la atención de la prensa pronto trajeron a Dalí la fama y fortuna que siempre quiso.
En 1974 Dalí inauguró su propio Teatro Museo en Figueras. Muchas otras exposiciones retrospectivas internacionales le siguieron durante esa década.

Gala murió en 1982, después de lo cual la salud del artista comenzó a decaer rápidamente. Se quemó severamente en un incendio en 1984, cuando su dormitorio en el castillo de Pubol se incendió. Pasó el resto de sus días en reclusión, en los apartamentos adyacentes al Teatro Museo. Después de una operación de marcapasos en 1986, a Dalí le quedaron pocos días. El 23 de Enero de 1989 murió de fallas cardiacas y complicaciones respiratorias. Sus restos reposan en la cripta del Teatro Museo de Figueras, y su obra pertenece por testamento al Estado Español.


serie dali

miércoles, 21 de enero de 2009

Dalí: a 20 años del adiós III

Dalí exhibió varias piezas de arte surrealista a través de Europa por el resto de la década. A fines del decenio de 1930, Dalí se estaba cansando de su estilo, y estaba en busca de un nuevo caudal de pensamiento, emoción y genio. Éste vino a él durante otro importante periodo, en los años de 1940 y 1941. En esta época, el matrimonio Dalí viajó de Francia a Estados Unidos, en un vuelo que había sido reservado y pagado por el mismísimo Pablo Picasso. Además, Gala había convencido al artista de que su “gloria surreal era nada”, y por tanto él tenía nuevas metas que alcanzar.

Dalí expresó su intenso deseo de convertirse al estilo clásico –por la influencia que los renacentistas ejercieron sobre él durante una visita a Italia en 1937–, y pronto abrazó un nuevo conjunto de material, técnica artística y genio. Dalí comenzó a enfocarse en temas más tradicionales, tomando un enfoque más objetivo sobre la anterior perspectiva surreal. Tomó entonces referencias más directas de su educación catalana, del catolicismo de su madre, de la sencillez de la vida en la falda de los Pirineos, desde donde se miran las rocas del Mar Mediterráneo.

Además de la pintura, la producción artística de Dalí incluye la escultura, la ilustración de libros –como La Divina Comedia o La Biblia–, diseño de joyería y el teatro. En colaboración con Luis Buñuel, realizó los primeros filmes surrealistas –Un chien andalou (1929) y L’Age d’or (1939)–, y contribuyó con una secuencia en Spellbound (1945) de Alfred Hitchcock. Además, en el ámbito literario, publicó la novela Rostros Ocultos en 1944 y varios volúmenes de autobiografía, entre los que destaca La vida Secreta de Salvador Dalí (1942).


serie dali

martes, 20 de enero de 2009

Dalí: a 20 años del adiós II

Continuando con sus experimentos artísticos, Dalí llamó la atención internacional, cuando su cuadro La Cesta de pan –que actualmente se encuentra en el Museo Salvador Dalí en la colección San Petersburgo–, fue exhibido en 1928 en la Exhibición Internacional Carnegie en Pittsburgh.

El año de 1929 fue determinante en la vida de Dalí por varias razones. En primera, conoció a su futura esposa, Gala Eluard, ese verano, y ambos se enamoraron al instante. Gala se convertiría en la primera musa del pintor, en su amante, representante y compañera por el resto de su vida. El otro evento radical fue su afiliación al Grupo Surrealista de París, fundado por André Bretón. Los surrealistas decían reconocer que la razón y muchos otros formalismos sociales le habían fallado a la humanidad, y que una interpretación más aceptable de la naturaleza de la realidad era necesaria.

Dalí pronto se convirtió en el líder de la corriente surrealista, creando muchos prodigios del arte en medios diversos. Su Persistencia de la Memoria de 1931 es aún una de las piezas surrealistas más reconocidas a nivel mundial. A pesar de haber sido expulsado del Movimiento Surrealista en 1934 – a lo cual respondió diciendo: “¿Surrealismo? ¡Yo soy Surrealismo!”–, supuestamente por su fascinación por Hitler y por la simpatía que le tenía al General Franco, Dalí continuó creando ejemplos supremos de arte surrealista en las décadas siguientes a través de la actividad paranoico crítica. Dalí había tomado la teoría del automatismo de los surrealistas y la había transformado en la Teoría de la Paranoia Crítica, la cual decía que uno debía cultivar la alucinación genuina como en la paranoia clínica, mientras permanecía consciente, muy en lo profundo de la mente, de que el control de la razón y la voluntad había sido voluntaria y deliberadamente suspendido. Para 1935, en La conquista de lo irracional de Ediciones Surrealistas, Dalí define la actividad paranoico crítica como “un método espontáneo del conocimiento irracional basado en la asociación crítico interpretativa del fenómeno delirante”.

También en esta época, Dalí cayó bajo la influencia de otra corriente que influenció profundamente su filosofía y su arte: la Teoría del inconsciente de Sigmund Freud, y sus escritos sobre el significado erótico de las imágenes del inconsciente. Los temas eróticos lo acompañarían toda su vida.

serie dali

lunes, 19 de enero de 2009

Dalí: a 20 años del adiós I

Pintor, escultor, artista gráfico y diseñador. Bajo la etiqueta de extravagante y aún loco, es precisamente como se recuerda al genio español Salvador Dalí. De hecho, toda su vida cultivó la excentricidad y el exhibicionismo, de donde provenía todo su genio, según él afirmaba. Quizá una de las anécdotas más recordadas del artista español es el haberse presentado en traje de buzo a la inauguración de la Exhibición Surrealista de Londres en 1936. Su manejo exquisito de la técnica, que en el punto más alto de su carrera se combinaba con las formas delirantes del surrealismo, lo hacen uno de los más grandes artistas de la historia y del siglo XX.

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domenech nació el 11 de Mayo de 1904, en la provincia de Cataluña, España, en un pequeño pueblecito en la falda de los Pirineos llamado Figueras. Su padre era un reconocido notario, y Dalí pasó muchos de los veranos de su infancia en la casa de verano de la familia en la villa pesquera de Cadaques. En esta época, su familia fomentó sus intereses artísticos, y su padre se encargó de hacerle a su hijo un estudio en la casa de la familia, donde tenía todo lo que necesitaba, y sus primeros trabajos muestran su intensa devoción y amor a esta parte de España. Aunque estas obras tempranas eran de naturaleza impresionista, Dalí comenzó a experimentar con una gran variedad de estilos artísticos desde sus trece años. Su herencia catalana y su educación lo influenciarían a él y a su siempre innovador estilo artístico durante toda su vida. De su temprana educación católica, Dalí recuerda en sus memorias:
“…descubría el cubismo y me apasionaba por Juan Gris a través de los artículos de la revista ‘L’Espirit Nouveau’, a la cual estaba suscrito. Devoraba los libros. Después de asistir a las clases de los Hermanos de las escuelas Cristianas, había entrado en la de los maristas para seguir mis estudios secundarios. Pero al margen del programa, yo leía con pasión a Nietzsche, el Diccionario Filosófico de Voltaire, y sobre todo a Kant, cuyo imperativo categórico me parecía incomprensible y me sumía en profundas reflexiones. Rumiaba mucho tiempo sobre los textos de Spinoza y de Descartes. Acumulaba así buena cantidad de material especulativo y sembraba los gérmenes de reflexión profunda que un día debían constituir la base de mi metodología filosófica”.
En los años de 1920, Dalí ingresó a la Escuela de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Sus experimentos con cubismo le ganaron cierto reconocimiento entre sus compañeros, y en 1925 su padre arregló su primera exposición en Barcelona. En 1926, Dalí fue expulsado de la Escuela: una versión dice que fue por su excéntrico modo de ser. Él recuerda:
“Para contrastar todavía más con mi rostro delgado y oliváceo, llevaba una corbata de lazo. Mi atuendo lo formaba una blusa de marinero y unos pantalones anchos con bandas hasta las rodillas. Una pipa de espuma, cuya cazoleta representaba una cabeza de árabe de amplia sonrisa y una aguja de corbata montada con una moneda griega eran mis adminículos usuales. Mi atuendo causaba sensación y mi talento intrigaba”.
Una segunda versión, sin duda la más verosímil por ser la más estrafalaria, atribuye la expulsión de Dalí a rehusarse a tomar sus exámenes orales finales. Según esta versión, cuando se le pidió hablar sobre el pintor Renacentista Raphael, Dalí dijo que él sabía más del tema que sus examinadores, y se rehusó a completar los requerimientos. Dalí fue expulsado permanentemente y nunca recibió su grado formal en arte.

serie dali

martes, 13 de enero de 2009

Una noche con Sabrina Love

Además de atender a su muy entretenida conferencia, pude pedirle a Pedro Mairal que me autogrfiararfiara la copia de este sensacional libro que al fin tuve el tiempo de terminar (¡si tan sólo nos vendieran los libros con el tiempo para leerlos!).

Y este ejemplar en particular, mezcla de relato erótico, viaje del héroe y humor, realmente cubrió las expectativas, pues se trata nada menos que de la novela a la cual se le otorgó el Premio Clarín de Novela en 1998, y de la cual el espectacular Adolfo Bioy Casares dijo "empecé a leer tu novela y no me pude desprender de ella".

Se trata de un chico de provincia que gana un concurso para pasar la noche con Sabrina Love la porn star del momento. Llena de aventuras, de un camino de autodescubrimiento y de muchas risas, la novela es una delicia de principio a fin. Sin contar con que está plagado de localismos, tanto de lenguaje como geográficos, es un libro que vale la pena. Lo recomiendo ampliamente.

MAIRAL, Pedro (2001): Una noche con Sabrina Love .Barcelona:Anagrama.

lunes, 12 de enero de 2009

Golden Globes 2009

¡Qué gran noche! Con los Golden Globes inicia la temporada de grandes premiaciones del cine y la televisión Hollywoodense, y vaya que esta premiación, considerada por muchos el preámbulo a lo que veremos en los Oscars, tuvo grandes y gratas sorpresas.

La primera de ellas fue el triunfo de Kate Winslet frente a grandes actrices (Meryl Streep o Marisa Tomei), no sólo en una, sino en dos categorías. Muy merecido se lo tenía la Winslet, después de actuaciones tan memorables como la de Clementine en Eternal Sunshine of the spotless mind.

Otra sorpresa memorable fue sin duda el Globe que se llevó Colin Farrell por su actuación en In Bruges, una cinta que no ha llegado a nuestro país pero en la que se reconoce la calidad histriónica de Farrel, algo que le ha costado mucho trabajo al actor.
Donde no hubo sorpresas pero sí mucha emoción fue en la entrega a mejor actor de reparto en una cinta dramática: Heath Ledger se llevó el Globo post mortem por su actuación en The Dark Knight.

Otro de los momentos emotivos fue el Cecil B. DeMille Golden Globe Award otorgado a Steven Spielberg por su trayectoria como director. De mano de su amigo Martin Scorsese, el director y productor de muchas de las cintas más memorables de las últimas décadas (Jaws, Indiana Jones, Schindler's List, Amistad, Memoirs of a Geisha, Saving Private Ryan) recibió un reconocimiento por cuarenta años de carrera y en su discurso reconoció que el cine, sobre todo en estos tiempos difíciles, busca inspirar a la gente.

¡Y vaya que lo necesitamos!

En fin, fue una gran ceremonia. Hubiera deseado ver ganar a Michael C. Hall y a Dexter, y a David Dichovny y Californication, pero ya será para la otra.

jueves, 8 de enero de 2009

Ikiru

Sin duda, uno de los directores más aclamados del siglo XX es Akira Kurosawa, quién no sólo dedico su carrera a orquestar grandes pelìculas, sino que además escribió los guiones de muchísimas otras. Una de las que cuenta con este doble rol del genial Kurosawa es justamente Ikiru (vivir), un drama estelarizado por Takashi Shimura, actor que participó en varias cintas de Kurosawa.

Es, en realidad, una historia muy sencilla: un hombre que al ocaso de su vida se da cuenta de que no había vivido, y poco a poco, con la ayuda de otros personajes, logra darle un sentido a los últimos meses que le quedan en el mundo.

Lo genial de esta película de 1952 es el manejo de cámaras, la música y la manera en la cual la visión del director nos conmueve con cosas tan sencillas como una canción, un momento compartido entre amigos, o de plano el silencio ensordecedor que encuentra al personaje principal en medio de una ruidosa avenida.

¡Maravillosa! !Cinco palomitas!

martes, 6 de enero de 2009

Rudo y Cursi

¡Por fin! ¡Una película mexicana cuyo tema central no es ni la corrupción del gobierno, ni el narcotráfico, ni la inseguridad, ni cualquier otro de esos temas poco jocosos que se convierten en películas moralinas sobre nuestra realidad actual.

Esta pelí, en la que los conse del cine mexicano Gael García Bernal y Diego Luna se lucieron con sus actuaciones, se trata de una dramedy (drama-comedia, pero más esto último), sobre uno de los iconos culturales más representativos del México de hoy: el Naco.

Estrictamente, el naco es todo aquel que pretende ser lo que no es. A lo largo de esta película, escrita y dirigida por Carlos Cuarón, vemos como dos medios hermanos son sacados de su humilde pueblo y poco a poco son transformados Nacos, en virtud de unas vueltas inverosímiles de la fortuna.

La cinta no pretende, a diferencia de otras recientes del cine mexicano, dar una lección, sino que solamente es una larguísima burla a los clichés que todos conocemos, obviamente llevados al extremo de la satira.

Una excelente cinta, aunque la verdad no la vería otra vez. Cuatro palomitas.

lunes, 5 de enero de 2009

Volver, volver

¿Será que, de plano, todos los hombres son unos patanes?



¡Gracias a Nubia por compartir este excelente corto!

viernes, 2 de enero de 2009

Australia

Baz Luhrmann, como escritor y director, ha trabajado en cuatro proyectos; sin contar el primero de ellos, llamado Strictly Ballroom (porque no he tenido oportunidad de verlo), puedo decir que los dos siguientes me encantaron: su versión de Romeo + Juliet llevó a Shakespeare a un nivel completamente nuevo, mientras que Moulin Rouge! es sin duda una de mis cintas favoritas, de todo a todo.

Y desde hace mucho, ya esperaba"lo que sigue".

Y lo que sigue es Australia, una cinta en la que el director oriundo de aquella extraña pero bella mega isla echa mano de las actuaciones geniales de Nicole Kidman y Hugh Jackman para darle vida a una historia llena de magia, encanto, aventura y romance.

Con una producción increíble, filmada en locaciones en aquel país, Australia es una película que tiene mucho que ofrecer: es un filme histórico que recuerda un episodio de odio y discriminación de los muchos que vemos en los libros de historia, pero es también una película en la que su creador plasma de manera maravillosa su filosofía de vida: 'A life lived in fear is a life half lived'.

¡Cinco palomitas, ya la vi dos veces y quedé fascinada, muy recomendable!

jueves, 1 de enero de 2009

Me propongo...

Ser tan fuerte que nada perturbe mi paz.
Hablar de salud, felicidad y prosperidad a toda persona que encuentre en mi camino.
Decir a mis amigos que hay algo especial y que vale la pena en ellos.
Ver el lado luminoso de todo y hacer de mi optimismo una realidad.
Pensar sólo lo mejor, trabajar por lo mejor y esperar lo mejor.
Ser tan entusiasta por el éxito de otros como por el propio.
Olvidar los errores del pasado y apurar mis logros futuros.
Tener un semblante alegre en todo momento y sonreír a toda criatura viva.
Dedicar tanto tiempo a mejorarme que no me quede tiempo para criticar a otros.
Ser más grande que mis preocupaciones, más noble que el enojo, más fuerte que el miedo y más feliz que los problemas.
Pensar lo mejor de mí misma y proclamarlo al mundo, no con fuertes palabras, sino con grandes acciones.
Vivir en la fe de que el mundo está de mi lado, en tanto yo sea fiel a lo mejor que hay en mí.

De "The Optimist Creed", por Christian D. Larson.