jueves, 22 de diciembre de 2005

¡Felices fiestas!



¡Esta bloggera les desea feliz Navidad y un 2006 lleno de éxito, amor y dinero!

¡¡Nos vemos en Enero, con una nueva imagen y mucho más!!

martes, 20 de diciembre de 2005

Roman Holiday



Es casi un lugar común: una princesa de un país perdido en Europa central está de gira diplomática por occidente. Durante su estadía en Roma, Italia, decide darse unas vacaciones y se escapa. La intercepta un reportero de poca monta que la hace creer que es un don nadie. Mientras Anja tiene la aventura de su vida (su primer cigarrillo, su primer baile de ‘pueblo’, su primer amor), Joe
tiene la historia que lo consagrará como periodista.

El final no es de cuento de hadas: él renuncia a su gran historia por el amor que le despertó la princesa; ella vuelve a los arreos de la vida diplomática sabiendo que llevará con amor la memoria de su visita a Roma durante toda su vida.

Gregory Peck está en una de las grandes actuaciones de su carrera: es divertido, cínico, y encantador. Audrey, por supuesto, está espléndida, en la actuación que la consagró en Hollywood con nada menos que un Oscar a mejor actriz en 1954.

Roman Holiday es, sin lugar a dudas, una de mis favoritas…

sábado, 17 de diciembre de 2005

viernes, 16 de diciembre de 2005

Polvorones light




Me topé con esta receta después de que conocí la Peanut Butter Diet, una dieta más o menos basada en el consumo de cantidades casi industriales de mantequilla de cacahuate, y que está fundamentada en los resultados de un estudio que ha demostrado que la susodicha tiene propiedades similares al aceite de oliva.
Prometo que muy pronto tendré un blog dedicado a los menesteres del cuidado de la salud y los hábitos alimenticios; mientras, disfruten esta variante ligera de las peanut butter cookies.


1 taza de mantequilla de cacahuate

1 taza de splenda para hornear

1 huevo



a. Precalienta el horno a 180 grados. (Los hornos eléctricos por lo general no se manejan por temperatura, sino por ‘numeritos’. Un Moulinex regular generalmente se precalienta en el 4, y una vez que pones los polvorones en él, cambias al 8).
b. Revuelve todo en un gran bowl. Para hacer la mantequilla más manejable, puedes derretirla en el microondas.
c. Sobre una charola sin engrasar, coloca pequeñas bolitas de la mezcla, separadas unos 5 centímetros. Éstas puedes hacerlas con la mano, y para evitar enmielarte de más, puedes hacerlas con las manos mojadas.
d. Si tienes un molde para galletas, sólo rellena el molde con la mezcla.
e. Hornea durante 10 minutos.
f. Retira la charola del horno y deja enfriar los polvorones antes de moverlos, guardarlos, comerlos o lo que vayas a hacer con ellos.


¡Listo!

jueves, 15 de diciembre de 2005

Descarada




Ahora resulta que la Robles quiere lanzarse por la candidatura a la Jefatura de Gobierno del DF del partido Alternativa Socialdemócrata (¿¿??), porque no puede soportar que un ex salinista sea el abanderado de la izquierda.

(Es cierto: Marcelo Ebrard fue Secretario de Gobierno del DF cuando Manuel Camacho Solís fue regente, en el sexenio de Carlos Salinas).

De entre todas las ocurrencias que tiene la clase política mexicana, las que están motivadas por la creencia de que tenemos memoria de teflón son las peores. O la Robles es muy tonta o muy descarada. ¿No se acuerda de todo el escándalo que desencadenaron los negocios del PRD con su novio, Carlos Ahumada?

Además, como ya lo señaló en su conferencia mañanera el actual Jefe de Gobierno, la Robles no puede aspirar al cargo en virtud del artículo 53 ff. IV del Estatuto de Gobierno, pues ya ocupó la jefatura en el pasado.

(Curiosamente, el Estatuto fue decretado por el mismísimo Carlos Salinas el 22 de julio de 1994).

Sabemos que en este país maniqueo, ser salinista es peor que la paidofilia, pero justificar esa candidatura caradura en el oscuro pasado de Marcelo está más allá de toda burla. Especialmente viniendo de quien viene.

miércoles, 14 de diciembre de 2005

Mi madre... ¡podría tener razón!

De acuerdo con un estudio de la Oregon State University, el polo norte magnético de la Tierra se ha desplazado 1100 kilómetros a una velocidad incremental en los últimos años, y señalan que, a este paso, podría cambiar de posición: en lugar de hallarse en Canadá, podría acabar en Siberia, trayendo como consecuencia el espectáculo de la aurora boreal en Europa.



¿Es de alarmarse? Probablemente no. Pero también es probable que este fenómeno tenga alguna relación con, por ejemplo, el encallamiento de ballenas y delfines en playas en las que no se supone que deban estar.

(Sabemos que estos animales, además de otros como peces, aves e insectos, hacen migraciones anuales para cambiar de hábitat. Lo que no sabemos es cómo lo hacen, y una explicación puede ser la navegación magnética).

Según el informe, y según mi madre (quien ha estudiado física y electromagnetismo), este fenómeno podría tener distintas consecuencias: el inicio de una nueva glaciación, y además podría afectar la navegación aérea, las telecomunicaciones y, por supuesto, el clima.

martes, 13 de diciembre de 2005

Las Crónicas de Narnia



Parece que el mundo se ha vuelto un lugar tan gris y oscuro, que películas como las trilogías de El Señor de los Anillos, La Guerra de las Galaxias, historias como Harry Potter y aquellas inspiradas en comics, como Los 4 Fantásticos y Sin City, han poblado las salas de cine en los últimos tiempos.

Parte de estas súper producciones de fantasía es Las Crónicas de Narnia. El León, la Bruja y el Ropero, una de las cintas que parece terminar con la mala racha de Disney. La película ha sido un éxito de taquilla, recaudando 65,6 millones de dólares sólo en su estreno en los Estados Unidos.

Y con razón. Basada en los libros del autor irlandés C.S. Lewis, esta es la primera de las siete historias que comprenden Las Crónicas de Narnia. Dirigida por Andrew Adamson (Shrek y Shrek 2), y con un reparto de niños actores inigualables y muy novatos, Las Crónicas de Narnia. El León, la Bruja y el Ropero es una historia de mucha imaginación, y sobre todo, de mucha fe.

Además de unos efectos especiales maravillosos y una dirección impresionante en las escenas de la batalla, destaca Georgie Henley (Lucy), una chiquilla cautivadora que se lleva la película.

Muy recomendable. Habrá que lanzarse a la caza de una edición en inglés de la obra de C.S. Lewis.

lunes, 12 de diciembre de 2005

Continental



Los fines de semana nos reunimos en casa de mi abuela para jugar Continental. En realidad, nos reunimos para jugar lo que sea, para celebrar el cumpleaños de quien sea (esté presente o no), y para echar relajo sin ningún pretexto en particular.
El Continental es uno de nuestros juegos predilectos. Se trata de un juego de naipes que requiere de mucha astucia y mucha más práctica, y de la suerte de que no te sientes junto a alguien como mi tía Mary Paz, que rara vez deja pasar algo. (y que según mis hermanos inventa reglas nuevas cada vez).
El juego consiste en hacer tercias (3 ó más cartas iguales) o corridas (4 ó más cartas consecutivas del mismo palo), y la menor cantidad de puntos posibles. Nosotros jugamos así:
1. La persona a la izquierda de quien barajea corta y saca la carta de abajo, que va al pozo. En caso de que sea un joker, se la queda y se le reparte una carta menos.
2. El que barajea, reparte comenzando a la derecha. Del número de cartas depende lo que tienes que hacer:
  • 6 cartas: dos tercias.
  • 7 cartas: una tercia, una corrida.
  • 8 cartas: dos corridas.
  • 9 cartas: tres tercias.
  • 10 cartas: dos tercias, una corrida.
  • 11 cartas: dos corridas, una tercia.
  • 12 cartas: cuatro tercias.
  • 12 cartas: tres corridas.
3. El juego comienza por la persona a la derecha de quien barajeó. Si la carta en el pozo le sirve, la toma, y debe pagar una que no le sirva. Si no es el caso, toma una del mazo y paga. Luego sigue la persona a su derecha y así sucesivamente. En tu turno, siempre comes y pagas.
4. Si hay una carta en el pozo y te sirve, pero no es tu turno, puedes llevartela, pero sólo si a nadie antes que tú le sirve. Si te toca la suerte de estar sentado antes de la tía Mary Paz, (o del Poyo), te la llevas con castigo: jalando una carta extra del mazo.
5. Una vez que ya tienes el juego armado (las dos corridas, por ejemplo), te bajas cuando llegue tu turno: comes una carta del mazo (o la del pozo, si te sirve), bajas tus dos corridas a la mesa y pagas. Si te quedaste sin cartas, ¡ganaste!
6. Si te llevaste muchas cartas con castigo, necesitarás deshacerte de ellas: cuando sea tu turno, puedes acomodarlas en el juego de los demás jugadores que se hayan bajado antes que tú. (Esto puedes hacerlo desde el momento en que te bajas).
7. El joker vale por cualquier carta, pero en el caso de las tercias, debe haber al menos un par para poder usarlo así. En el caso de las corridas, no puede haber dos comodines juntos, y debe haber cinco cartas o más en la corrida para tener dos.
8. El joker puede ser cambiado por la carta que está sustituyendo (si la prima Weasley tiene una corrida de corazones con 4, 5, 6 y joker, Ditto puede cambiar el joker por el 7 de corazones). Sólo puedes cambiarlo cuando te bajas, o cuando ya tienes tu juego abajo.
9. Según la tía, si aún no te bajas, no puedes tirar al pozo una carta que pueda ser acomodada en el juego de alguien más (si el Poyo bajó una tercia de sietes y una de nueves, yo no puedo pagar ni sietes ni nueves).
10. Como es obvio, gana el jugador que se quede sin cartas, y de ahí procede uno a contar:
  • del 2 al 7 valen 5 puntos.
  • del 8 al rey valen 10 puntos.
  • el as vale 20 puntos.
  • el joker vale 50 puntos.
11. Por cada juego vas acumulando puntos. El jugador que tenga menos puntos al final del de 11 cartas (dos corridas, una tercia), decide si el siguiente será de cuatro tercias, o bien si será de tres corridas.
12. Para el último juego, procede lo mismo: quien tenga menos puntos, decide la modalidad: pagando, o sin pagar.
13. Pagando es igual que siempre.
14. Sin pagar implica que todas y cada una de las cartas en la mano te sirven para las 3 corridas, incluso la que jales del pozo o del mazo en tu turno.



El récord de puntos este fin de semana lo tuvo el Poyo: 1135.

sábado, 10 de diciembre de 2005

jueves, 8 de diciembre de 2005

Mi Lennon




En una de las escenas del filme Imagine, vemos a uno de los millones de fanáticos que tenía el ex Beatle John Lennon tratando de colarse para verlo en su mansión. Lennon le dice: "No pienses que sólo porque escuchas mis canciones me conoces, o sabes algo de mí" .

No podría estar más de acuerdo. Por eso hoy, a 25 años de su muerte, prefiero recordar a mi Lennon.

Descubrí a los Beatles temprano en la vida, pero no me volví conciente de ello hasta la secundaria. Al compás de All my lovin’ me enamoré de mi primer amor, y junto con mi amiga Gimena, aprendimos inglés de tanto estar repasando sus canciones una y otra vez. Juntas, nos emocionamos hasta las lágrimas el 27 de Noviembre de 1993, cuando el Autódromo Hermanos Rodríguez recibió en México, por primera vez, en vivo y en directo, al testimonio de aquel tiempo de locura y rock ‘n’ roll: Paul McCartney.

Mi Lennon ha estado ahí, en su música y sus composiciones, en todos los momentos importantes; el más importante quizá, cuando murió mi abuelo y yo escuchaba Across the Universe. También estuvo ahí cuando veíamos en la tele los atentados a su New York el 9/11, y más allá, en la letra de Give Peace a Chance. Y qué decir de otros momentos memorables, como en Moulin Rouge! o I am Sam.

Si Mark David Chapman no se hubiera sentido el guardián en el centeno aquél 8 de diciembre de 1980, de seguro mi Lennon habría encabezado las protestas contra la guerra en Irak junto a Cindy Sheehan; habría organizado un Bed-In en protesta por el 11M y los atentados en Londres; habría hecho un llamamiento a la juventud parisina para que detuvieran la violencia en sus calles.

Pero, ¿quién sabe? Tal vez mi Lennon ha estado ahí, cada vez que tarareo a media voz "you may say I’m a dreamer..."

miércoles, 7 de diciembre de 2005

Namárië



Ah! like gold fall the leaves in the wind,
long years numberless as the wings of trees!
The long years have passed like swift draughts
of the sweet mead in lofty halls
beyond the West, beneath the blue vaults of Varda
wherein the stars tremble
in the voice of her song, holy and queenly.

Who now shall refill the cup for me?

For now the Kindler, Varda, the Queen of the stars,
from Mount Everwhite has uplifted her hands like clouds
and all paths are drowned deep in shadow;
and out of a grey country darkness lies
on the foaming waves between us,
and mist covers the jewels of Calacirya for ever
Now lost, lost to those of the East is Valimar!
Farewell! Maybe thou shalt find Valimar!
Maybe even thou shalt find it! Farewell!


martes, 6 de diciembre de 2005

Una Historia de Violencia



Todo el mundo esconde algo. La diferencia suele ser el tamaño de los esqueletos que guardamos en el clóset.

Esta cinta, protagonizada por el súper sexy Viggo Mortensen y por Maria Bello, es un thriller en el que el pasado de un hombre –al parecer común y corriente- y sus secretos, lo alcanzan luego de muchos años, y perturban su modesta vida en un pueblo bicicletero de Indiana.

A History of Violence no es, ciertamente, el drama que el mundo estaba esperando; su trama es muy predecible, pero en realidad es una película bien hecha. La dirección de David Cronenberg es impecable, las actuaciones son muy buenas, y al final, le deja a uno la sensación de que nada es imperdonable.

Eso, más la música del consentido Howard Shore. ¡Muy buena!

lunes, 5 de diciembre de 2005

Boca-floja



A veces de plano me siento Homero Simpson, con la lengua totalmente desconectada del cerebro. Este fin de semana, esto ocurrió dos veces:

El sábado hicimos una excursión familiar a comer, para celebrar que mi hermano el Poyo, después de mucha sangre, sudor y lágrimas, terminó el servicio militar en la marina. Durante la comida, mi hermano Ditto hizo un comentario sobre el servicio, y justo cuando la mesera estaba fuera de mi vista, pero detrás de mí, se me ocurrió decir: ¿Pero por qué estás molestando a la mesera?

El pobre Ditto enrojecía de vergüenza cada vez que la mesera estaba cerca, para gran divertimento de mi padre.

El domingo hice con mi madre la reglamentaria visita al súper. Estábamos tratando de elegir un cepillo de dientes, cuando dos niñitos se interpusieron entre nosotras y el display (¿quién pensó que poner los displays a la altura del suelo era una excelente idea?). Los chamacos revolvieron todo, uno de ellos se levantó y se fue, y el otro, al momento de intentar la graciosa huida, dejó caer un cepillo al suelo. A mí de plano se me resbaló el ¡Ay, niño, recógelo!. El pobre niñito –tal vez desacostumbrado a recibir tanta atención por parte de una sola persona-, se quedó frío en su sitio, cogió el cepillo y lo acomodó con cuidado, mientras yo me sentía a punto de recibir un golpe por detrás, propinado por la ofendida madre y muy merecido por andar de metiche. Afortunadamente no fue así.

¿La moraleja? No la hay...

Creo que ya necesito vacaciones.

sábado, 3 de diciembre de 2005

La creatividad: un imán sexual


De acuerdo con un estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society: Biological Sciences, los artistas tienen en general el doble de parejas sexuales que el resto de la gente.

Esto puede deberse, según el estudio, a que la creatividad funciona como una especie de imán que atrae a la gente hacia ellos, o bien a que sus actividades inspiran un estilo de vida bohemia que mucha gente encuentra atractiva.

(Ahora entiendo muchas cosas...)

viernes, 2 de diciembre de 2005

¿Será?



(Da Clic en la imagen)

jueves, 1 de diciembre de 2005

Es hora de decir... ¡Salud!



Si ya sabíamos que beber cerveza con moderación era un método efectivo para prevenir enfermedades cardiacas, ahora sabemos que también podría ayudar a prevenir el cáncer de mama.

De acuerdo con distintos estudios presentados durante el II Simposio Internacional de la Cerveza en Madrid, las pruebas de laboratorio sugieren que la cerveza, al ser un antioxidante, inhibe el proceso de reproducción de células cancerígenas.

Ahora sí... ¡Salud!