miércoles, 2 de diciembre de 2009

The way we were

Esta es en definitiva una de mis cintas favoritas de Sydney Pollack, estelarizada por una pareja que se luce en cada escena: Barbra Streisand y Robert Redford. Es una cinta de 1973 en la que la historia de la primera mitad del siglo XX se teje con una historia de amor dramática.

Katie es la más ñoña de la unviersidad, siempre metida en grillas y ocupada con millones de cosas. Hubbell es el típico galán y atleta que todas se quieren ligar. Katie sabe que él es en realidad un tipo inteligente que se oculta tras una fachada de superficialidad, y a la vuelta de los años, ocurre lo más improbable: acaban enredados en una relación apasionada que aunque no tiene un final feliz, es intensa y provocadora.

The way we were ganó el Oscar a la mejor música a cargo del memorable Marvin Hamlisch, y le dio nominaciones a sus protagonistas y director. Es una cinta magnífica que aborda a la política desde el punto de vista del amor. Es buenísima. ¡Cinco palomitas!

martes, 3 de noviembre de 2009

This is it

Dejemos de lado el hecho de que la de su muerte ha sido la noticia más importante a nivel mundial en mucho tiempo. Rara vez, si no es que nunca, tenemos la oportunidad de ver a un artista de la talla de Michael Jackson tras bambalinas, tan genuinamente como lo vemos en This is it.

Los verdaderos protagonistas del filme son los integrantes de ese grupo creativo que construía This is it alrededor de Michael Jackson, lo que lo hace muy emotivo: no me puedo ni imaginar lo que este grupo de personas, que puso toda su energía, imaginación y sentimiento en darle vida al show, sintió, pensó y sufrió cuando se dió cuenta de que no sería nunca, nunca jamás.

Eso sin mencionar la pérdida. El propio Jackson reconocía que eran una familia.

Lo que más impresiona es la manera en la cual Michael se detenía en medio de una rola para comentar, criticar, punturalizar, y luego la retomaba exactamente en donde se había quedado. Requiere una atención minuciosa al detalle, además de la capacidad de manejar la realidad en distintos planos. Creo que eso lo hace un artista genial.

El show en verdad prometía ser fabuloso. Es una pena, pero dentro de todo, una fortuna que se haya rescatado ese material. Vale mucho la pena: cinco palomitas.

lunes, 26 de octubre de 2009

District 9

Lo que hace buena a una peli de ciencia ficción no son los efectos especiales ni las epopeyas espectaculares: es más bien la verosimilitud, la invitación a pensar que las condiciones de posibilidad de la historia existen en nuestro contexto.

A District 9 le sobra esta cualidad. De manera convincente nos lleva a través de una historia en la cual descubrimos qué pasaría si de pronto nos visitara una comunidad alienígena que se aparta de los cánones que el cine ha establecido para los aliens: o son malos, malos, malos, o buenos, buenos, buenos, y siempre listos y superavanzados. En esta historia, son más bien como la gente, siguiendo la regla del 80/20 (80% son bastante mediocres; 20% son muy inteligentes), y su tecnología, pese a ser distinta, tiene ciertos problemas.

Lo más impresionante es que el Sector 9 recuerda a los campos de refugiados que durante todo el siglo XX se extendieron por diversas partes del mundo, en especial en África y en Palestina. El trato que se le da al refugiado, su calidad de subhumano, se ve retratado en esta película de manera muy intensa. Me hace pensar, de nuevo, que en realidad los mostruos somos nosotros.

Esta es la primera cinta que Neill Blomkamp escribe y dirige, y aunque se han colgado del nombre de su productor, Peter Jackson, no cabe duda alguna de que hay que estar pendientes del trabajo de este director. Cinco palomitas, ¡no deben perdérsela!

martes, 20 de octubre de 2009

¿Realmente eres ingeniero...?

Trabajas en horas extrañas. ¡Como las putas!
Generalmente trabajas hasta tarde. ¡Como las putas!
Generalmente eres más productivo por la noche. ¡Como las putas!
Te pagan para mantener al cliente feliz. ¡Como las putas!
El cliente paga mucho más pero tu jefe se queda con casi todo el dinero. ¡Como las putas!
Cobras por hora pero tu tiempo se extiende hasta que termines. ¡Como las putas!
Si eres bueno, nunca estás orgulloso de lo que haces. ¡Como las putas!
Te recompensan por satisfacer las fantasías de tus clientes. ¡Como las putas!
Es difícil tener y mantener una familia. ¡Como las putas!
Cuando te preguntan en qué trabajas no lo puedes explicar. ¡Como las putas!
Tus amigos se distancian de ti y tú sólo andas con otros igual que tu. ¡Como las putas!
El cliente paga tu cuenta del hotel y por horas trabajadas. ¡Como las putas!
Tu jefe tiene un buen coche. ¡Como las putas!
Cuando vas a hacer una "asistencia" al cliente estás óptimo... pero cuando vuelves pareces haber salido del infierno. ¡Como las putas!
Evalúan tu "capacidad" con horribles pruebas. ¡Como las putas!
El cliente siempre quiere pagar menos y encima quiere que hagas maravillas. ¡Como las putas!
Cada día al levantarte dices "NO VOY A HACER ESTO TODA MI VIDA!!!" ¡Como las putas!
Sin conocer nada de su problema los clientes esperan que les des el consejo que necesitan. ¡Como las putas!
Si las cosas salen mal es siempre culpa tuya. ¡Como las putas!
Tienes que brindarle servicios gratis a tu jefe, amigos y familiares. !Como las putas!

Ahora me pregunto... Realmente eres Ingeniero o ...?

viernes, 16 de octubre de 2009

Digresiones en el desierto

Lo pusimos en un pedestal porque nos parece genial. Pero con gran humildad, candor y sencillez, José Emilio Pacheco contestó todas las preguntas que por espacio de dos horas le hizo un auditorio lleno de los entusiastas lectores que por más de veinte años han ido y vuelto por la colonia Roma de la mano de Carlitos y Mariana. Para este fabuloso alquimista de las palabras, Las Batallas en el Desierto, uno de sus mejores trabajos, no estaba escrito para ser un éxito. Éste devino por mera fortuna.

José Emilio no estaba pensando en hacer una crítica social: sencillamente quería contar una historia. Y reconoce dos cosas: una, que le debe mucho a Café Tacvba, y en segundo lugar, que la lectura de cada quien es tan única que a veces ve cosas que al autor no se le habían ocurrido. Así las cosas, cuando le preguntaron sobre el tema del desierto, una figura que aparece con cierta recurrencia en sus obras, Pacheco dijo que nunca se le había ocurrido, y luego de pensarlo, confesó: "Yo creo que es por el hecho de haber nacido y vivido casi toda mi vida en la Ciudad de México". Y es que ahí como en ninguna otra parte, hemos perfeccionado el arte de convertir un paraíso en un infierno. De aquellos ojos de agua, ríos, bosques y paisajes montañosos, hemos hecho un desierto de concreto.

Quizá la más aguda observación de José Emilio es que "uno es producto de fuerzas que no controla". Las contingencias sugieren al autor sus temas, sus historias, y éstas a su vez exigen del escritor las técnicas narrativas que empleará para plasmarlas. Ser un buen escritor, o a veces sólo un escritor, así, sin adjetivos, es cuestión de fuerza de voluntad, pero sobre todas las cosas, de vocación. "El éxito no depende de tí", sentenció, sino de las fuerzas de la casualidad unidas a todas tus ganas de contar historias.

La plenitud la encuentra José Emilio "cuando me sale algo bien", pero también cuando coincide, como ese día, con sus lectores que lo quieren y lo aplauden. Y aunque reclamaba un consejo de vuelta, él nos regaló algunos sobre el oficio de escribir: leer mucho y leer bien, escribir mucho, leer sólo lo que te guste. "Uno escribe lo que lee", nos recordó, lo que añade una más a la lista de contingencias insuperables que a veces confabulan para hacer grandes a obras como Batallas...

martes, 13 de octubre de 2009

Inglorious Basterds

Tengo que confesar que nunca había visto una película de Quentin Tarantino, así que no tengo punto de comparación. Lo que sí puedo decir es que no me había divertido tanto con una película de nazis desde Indiana Jones and the Last Crusade. Bajo ese parámetro, Inglorious Basterds está increíble.

La idea general de hacer una película histórica que sea fiel a la historia ya está un poco machacada... si tenemos la imaginación suficiente, ¿por qué no hacer una en la que la historia dé oportunidad de volar a la imaginación? Bajo estra premisa, y acompañado de gran música, fotografía y actuaciones, y un humor negro genial, la creación de Tarantino está espectácular...

Brad Pitt, sin lugar a dudas, es un actorazo. Está fantástico... cinco palomitas, ¡no dejen de verla!

lunes, 12 de octubre de 2009

Sábado cultural

Y todo empezó cuando mi comadre AnaManzana y yo nos lanzamos a la Feria Internacional del Libro 2009 a Cintermex, y por casualidad coincidimos con Rafael Rangel, rector del Tecnológico de Monterrey, Rodrigo Medina, gobernador recién estrenado de Nuevo León, y Carmelo Angulo Barturen, embajador de España en México, en la ceremonia inaugural. Este año, el invitado de honor a la Feria es España, y el rector aprovechó la oportunidad para anunciar la creación del Instituto México-España para la Cultura, la Innovación y el Desarrollo, una iniciativa que busca la cooperación en torno a estos grandes rubros a través de intercambios y programas académicos. Ah, claramente, el gober no desaprovechó la oportunidad y afirmó categoricamente que está muy comprometido con el apoyo a la creación y promoción cultural en el Estado... y la verdad, el hecho de que haya asistido al evento habla muy bien de él... (Y Ana no me dejó sacarme una foto con Madedito, que también andaba ahí en la bola...)

Luego de que Gedisa, Porrúa, el FCE y otros sospechosos comunes nos dejaron pobres pero contentas, nos fuimos a la Macroplaza a disfrutar del Festival Bella Vía 2009, que en esta emisión estaba dedicado a los prolegómenos de la celebración del Bicentenario (!!!)... lo que no impidió, desde luego, que muchos artistas dejaran a Warhol, VanGogh, Miguel Ángel o Dalí plasmados en el suelo de piedra de la Explanada de los Héroes. En verdad es fascinante ver a estos artistas literalmente volcados sobre sus efímeras creaciones... ¡¡todos son maravillosos!!

En serio que regresé a mi casa con ganas de echarme en el tapete a leer... pero fui obligada a terminar el día con Brad Pitt en el cine... pero de eso ya hablaré mañana...

jueves, 8 de octubre de 2009

Las alas del deseo

Los ángeles son seres místicos y sobrenaturales que han poblado la imaginación del ser humano a través de la literatura, y aparecieron por primera vez en el cine en la cinta de 1942 de W.S. Van Dyke I married an angel. A partir de entonces, se han convertido en personajes que tienen un punto de vista que se ubica por encima de los planos espacio-temporales “humanos” y les da una visión omnipresente y omniabarcante que los guionistas y directores pueden explotar en sus cintas. En Las Alas del deseo de Wim Wenders, los personajes Damiel y Cassiel se convierten en esos guías trasgresores del espacio y del tiempo que Wenders usa para contar una historia de amor en el Berlín de finales de la década del 80.

Wenders logra dar esta impresión de transgresión con cortes abruptos y brincos drásticos de escena a escena. Su propósito es evidenciar cierta tensión entre dos mundos: uno espiritual, en donde lo que más importa son nuestros pensamientos y sentimientos (a los que Damiel y Cassiel pueden acceder), y uno material lleno de experiencias sensoriales que a los personajes principales les está vedado tener. Otro aspecto interesante de este contraste es que pone de relieve la tensión entre la vida humana anclada a la inmediatez de la experiencia sensorial y la tranquila espiritualidad de los ángeles. Esto último lo logra Wenders con el cambio del blanco y negro al color: la experiencia monocromática de los ángeles los coloca fuera del tiempo, más allá de los sentidos, y les abre el camino del mundo espiritual; los colores son testimonio de la vida material, de los sentidos, de la inmediatez que experimenta Damiel cuando se convierte en un humano más.

La cinta de Wenders es excelente, y todo mundo conoce el remake gringo de City of Angels, pero la orginal es una gran película. Cinco palomitas.

lunes, 5 de octubre de 2009

El hombre sin adjetivos... otra vez...

Pero ahora no es ni el hombre ni el libro: se trata de la puesta en escena que este fin de semana estuvo a cargo de Carlos Nevárez, quien además tenía el rol protagónico. Montada en el pequeño Teatro Espacio de la Facultad de Artes Escénicas de la UANL, con una producción sencilla pero bien lograda, sólo en un par de horas nos regala una visión de "lo que nuestra generación mastica sin sacárselo de la boca", como explica el protagonista y director.

La interpretación de Nevárez en el papel de Millán le añadió una dimensión distinta al personaje: de suyo, este hombre sin adjetivos posee una indiferencia cínica hacia la vida, el universo y todo lo demás; en la versión de Carlos Nevárez, Millán está tan enojado con todo, quizá empezando por sí mismo, que traiciona un poco al antihéroe de su creador. A la actuación de Liliana Cruz en el papel de Diana le faltó quizá cierta inocencia que se aloja en el descubrimiento de nuestras más secretas perversiones; pero sin duda, fue Antonio Craviotto en el rol de Isaac quien le dió a esta versión la dósis de comedia justa y necesaria que hicieron de toda la puesta en escena una grata experiencia.

Será que aún tenía muy fresca la lectura de la obra: aunque no dejo de ser fan del trabajo de estos actores, se me antoja que el clímax fue un poco anticlimático y que hay más en El hombre sin adjetivos que sólo la ira frente a nuestro desinterés en el mundo. Es, después de todo, una buena antropología del yuppi que todos llevamos dentro.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Gala Española

Ayer después de muchos años, la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México se presentó en Monterrey, en el Auditorio Luis Elizondo, con un programa dedicado a España, un director fascinado con el público regiomontano, y un solista de primera que nos regaló una interpretación un tanto peculiar, pero muy conmovedora, del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo.


Lo genial de este concierto fue, en verdad, volver a ver a la Orquesta. Luego de 3 años en los que la peregrinación semanal a la Sala Ollin Yoliztli fuera como ir a misa cada fin de semana, ya extrañaba verlos y escucharlos. Y sobre todo extrañana al profe, Luis Meza, a quien sonsacamos para que nos acompañara a cenar luego del concierto.

¡¡Una velada increíble!!

lunes, 28 de septiembre de 2009

El hombre sin adjetivos

¿El hombre o el libro? Si al primero lo tratáramos de equiparar a su autor, la verdad es que para hablar de Mario Cantú Toscano podemos prescindir de todo, menos de los adjetivos. Dramaturgo, actor, director y profesor de teatro, regiomontano sin ser del todo aregiado, intelectual sarcástico y escéptico, comparte su muy peculiar visión del mundo en el libro, el cual, igualmente, podemos calificar de muchas maneras. Y sin arruinarle la lectura (o la visita al teatro) a nadie, habría que decir un par de cosas sobre las tres piezas contenidas en esta edición de Tierra Adentro.

El hombre sin adjetivos da título al compendio. Lo que más me ha llamado la atención (al margen de cómo se me quedaba viendo la gente en el Starbucks mientras leía, porque no podía contener la risa), es el recurso del monólogo, como si fuera la pausa mental obligada para tratar de darle sentido a la vida, un sentido que el personaje principal no acaba de encontrar.

Edipo Güey ya por el título está para morirse de la risa. Es interesante ver cómo se relacionan personajes del todo dispares, como Aristóteles y Safo, y cómo al pobre Edipo la vida le pasa como por accidente. Es increíble, además, el detalle del manejo escénico que al tenerlo en palabras impide a la imaginación divagar en sus propias construcciones mentales. Seguro que verla en escena es una experiencia harto distinta. ¡Y por supuesto que el soundtrack de la obra es incomparable!

Nocturno de la alcoba es quizá la más oscura y compleja de las tres. Ignoro cuál sería la influencia del autor, pero el recurso garciamarquezco de empezar por el final verdaderamente te deja en vilo. También en esta obra, lo más sustancioso es la detallada descripción de cada escena, y cómo se entremezclan los sueños, los recuerdos y la realidad con un buen danzón. Nunca le he preguntado a Mario cómo se le ocurrió, pero lo imagino perfectamente contestando algo sobre las líneas de "tenía ganas de matar un dramaturgo".

Las tres piezas están para leerse. No sé mucho de teatro, pero al leer me hace pensar más bien en el cine, al estilo de Guy Ritchie. Para que tengan una probadita, les dejo con una de mis lineas favoritas:
Nuestros busabuelos inventaron el comunismo y el capitalismo, nuestros abuelos los defendieron, nuestros padres los arruinaron y a nosotros nos dejaron el puro cascajo.

Cantú Toscano, M. (2008): El hombre sin adjetivos y otras obras sin importancia. México:Tierra Adentro.

viernes, 25 de septiembre de 2009

La utopía

La utopía es, en política realista, sinónimo de imposibilidad. Pero hay que distinguir dos utopías: una, de armonía y perfección, es efectivamente irrealizable. La otra comporta posibilidades todavía imposibles, por ejemplo, la desaparición del hambre y la miseria del planeta, la supresión de la guerra entre naciones, el establecimiento de una sociedad–mundo.

Morin, E. (2006). El Método 6. Ética. Madrid: Ediciones Cátedra, p. 93

martes, 15 de septiembre de 2009

The Ugly Truth

Ser mujer es haber descubierto alguna vez que el príncipe azul que tenemos al lado es en realidad un sapo. O peor aún, algún tipo de rana alucinógena cuyos besos nos han provocado un viaje psicodélico que nos ha hecho verle justo como imaginamos que tenía que ser. Lo curioso es que la desilusión es culpa, casi siempre, de nosotras mismas.

Con un humor picoso y una gran historia, The Ugly Truth es la película que hay que ver para reírse un rato de esa aventura que suele ser el amor romántico en nuestros tiempos. Katherine Heigl y Gerard Butler hacen una mancuerna fenomenal, con mucha chispa y encanto, y exploran con mucho ingenio los miedos, inseguridades y sinsabores que nos provoca el amor.

Lo mejor de la cinta es que habla sin tapujos de cualquier cantidad de temas tabú, y en verdad hace que te rías un buen rato. Cinco palomitas.

lunes, 14 de septiembre de 2009

jueves, 10 de septiembre de 2009

The Vienna Boy's Choir

¿Qué puede ser más vienés que un valse de Strauss? !Un valse vocalizado por los Niños Cantores de Viena!

El pasado martes tuve la oportunidad de asistir al único concierto que esta famosa agrupación ofreció en la ciudad de Monterrey. Sin exagerar, es uno de los eventos más impresionantes a los que he asistido, y sin duda uno que rara vez se puede ver en esta ciudad. En el repertorio no sólo encontramos piezas clásicas como el O Fortuna de Carl Orff, sino también piezas pop de ABBA y Queen, y la sorpresa de un par de arreglos de música mexicana.

Para mí, uno de los highlights de la noche fue Bohemian Rhapsody, cuando en la primera parte el violín primero tocó el solo de guitarra... ¡mejor que un guitarrista! Y claro, ante el encore, una versión preciosa de La Bamba, la gente unió sus aplausos a la orquesta, dirigidos por el genial Andy Icochea Icochea.

Algunos datos curiosos del coro es que fue fundado en 1498, y uno de sus discipulos más ilustres es Shubert. El coro está dividido en cuatro grupos: Bruckner, Haydn, Mozart y Schubert, y fue este último el que anda de gira en América. Algunos compositores que han trabajado con ellos son Mozart, Caldara, Salieri, Heinrich Isaac, Hofhaimer, Biber, Fux, Gluck, y Bruckner. El coro es una ONG y además del aspecto musical, ofrece educación preescolar y primaria (en especial a los residentes de Viena). Es en realidad un coro internacional, ya que recibe a ñiños de todo el mundo en audiciones individuales abiertas todo el año, y actualmente atiende las inquietudes musicales de 250 chicos.

martes, 8 de septiembre de 2009

lunes, 31 de agosto de 2009

The time traveler's wife

Una mujer descorazonada -Audrey Niffenegger- escribió esta novela para exorcizar un poco los fantasmas de sus relaciones fallidas. Convertida en un bestseller, The time traveler's wife llegó a la pantalla grande en una adaptación del escritor de Ghost, Bruce Joel Rubin, dirigida por el novato Robert Schwentke y protagonizada por dos jóvenes y brillantes actores con las caras más bonitas: Eric Bana y Rachel McAdams.

El elemento del viaje en el tiempo hace de esta película romántica un pedacito de ciencia ficción. Y es precisamente este elemento el que nos hace reflexionar, a lo largo de toda ella, lo terrible y tranquilizador que resulta el saber de antemano qué es lo que va a pasar, así como reafirma que el pasado no puede deshacerse.

Al margen del debraye filosófico, la película es buena. La fotografía es espectacular y las actuaciones, al menos de los protagonistas, son muy convincentes. La música de Mychael Danna es preciosa y en verdad es un filme bonito. Hay algunas inconsistencias en la continuidad de escenas y se deja a la interpretación de la audiencia una que otra cosa, pero una vez que te metes en la historia, es fácil dejarte llevar.

No es Ghost, pero es una historia buenísima y tristísima. Cuatro palomitas.

viernes, 28 de agosto de 2009

Mi favorita


¡Esta tiene que ser mi foto de cumpleaños favorita! Fue tomada hace 29 años -no hay que hacer muchas cuentas-, y me encanta. Sobre todo el detalle setenterísimo de las cortinas... jejeje.

jueves, 20 de agosto de 2009

Yoshi


Esta tarde, llegué a mi casa y me puse a tocar el violín. A Yoshi le gustaba echarse y escuchar. Quiero pensar que esta tarde, también, se echó a escucharme batallar con ligaduras y corcheas, y murió.

Yoshi fue un buen perro. De pocas criaturas podemos decir que las conocimos de la cuna a la tumba. Quizá sólo quepa pensar así de los hermanos. Llegó a nosotros hace once años, apenas un bebé. Le gustaba cantar, aullando fortísimo, a veces a las cinco de la mañana. También le gustaba escuchar la música: se echaba al lado de mi padre mientras tocaba la guitarra, o a los pies de mi hermano mientras tocaba el violín. Nos divertía su cara de sorpresa a la voz de "¿Quieres?", esperando siempre un sabroso premio.

Siempre será un gran perro.

Creo que hay cosas en la vida que la hacen un poquito más fría, más gris. Hoy puse el cuerpo de mi perro en una bolsa. Esa es una de ellas.

Pero creo también que hay cosas en la vida que la hacen brillante, emocionante, apasionante y feliz. Tener un perro en tu vida, algún perro alguna vez en tu vida, es una de ellas.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Felicidad Genuina


Otro de los temas favoritos de Allan Wallace es el de la felicidad: consiste en lo que cada uno aporta al mundo, más que lo que uno obtiene de él. (Por eso creo que los animales no humanos suelen ser tan felices: ¡dan mucho y sin cortapisas!). Wallace señala tres puntos a considerar para cultivar la felicidad:
  1. ¿Cómo vives? En principio, habría que evitar dañar a otros y serles útil.
  2. Calmar la mente, cultivarla.
  3. Tener insights: pequeñas "revelaciones" sobre nuestro ser en el mundo.

¡Sean felices!

lunes, 3 de agosto de 2009

Terminator Salvation

Ahora fue el turno de McG, quien trajera una nueva versión de Charlie's Angels al siglo XXI, el director encagado de dar seguimiento a la imaginativa creación de James Cameron que es todo un icono de la década de 1980.

Terminator Salvation sigue la línea temática de sus predecesoras, por cuanto que acabar con/salvar a John Connor es fundamental para el destino de la humanidad. Esta vez encarnado por Christian Bale, el actor se luce en su papel de héroe de acción. Y aunque se trata del rol protagónico, la mancuerna con Sam Worthington queda genial. Interesante también es el personaje de Kyle Reese, esta vez interpretado por Anton Yelchin, un actor que sorprende desde su aparición en Taken, y en House of D, aunque últimamente en Star Trek no me encantó demasiado. Finalmente, una cara que me resultó familiar pese a los años de distancia es la de Michael Ironside quien protagonizara otra serie ochentera buenísima titulada "V".

Es excepcional el manejo de cámaras en algunas escenas, y por supuesto ver las ciudadades devastadas por la guerra nuclear es muy impresionante. La música también está excelente, y en general el mix de actores, director, efectos, etcétera, me gustó mucho. No es mi franquicia favorita, pero le damos cinco palomitas.