jueves, 24 de julio de 2008

Batman: The Dark Knight

Pocas son las cintas en las que un personaje secundario acapara la atención en toda la película. Pienso por ejemplo en Tommy Lee Jones, que se llevó de calle a Harrison Ford en The Fugitive, o en el amado Johnny Depp que opacó del todo a Orlando Bloom en Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl.

Pues bien, The Dark Knight es otra de esas cintas. Si bien Christian Bale es el mejor Batman que ha visto la pantalla grande, la actuación de Heath Ledger es fenomenal. Junto con un guión oscuro, emocionante y magnífico, The Joker es quien se lleva la película.

Eso y la música de Hans Zimmer de verdad la hacen una de las cintas más impactantes de este verano; además, la inesperada muerte de Ledger creó tantas expectativas sobre el filme (se rumoraba que ésta era la actuación de su vida, y vaya que lo es), que no esperaba que estuviera a la altura, pero la sorpresa es que estuvo impresionante, pese a la ausencia de Katie Holmes, sustituida por la nada despreciable actuación de Maggie Gyllenhaal

¡¡Excelente, cinco palomitas, no está para perdérsela!!

1 comments:

AnaManzana

Creo que el director Christopher Nolan hizo un excelente esfuerzo en retomar un comic que ya tenemos muy masticado y plastificado para transformarlo con un cambio de ritmo del típico guión de Hollywood y así terminar con muchos paradigmas para este tipo de películas.

Creo que es un guión complejo y que vale la pena revisar dos veces para poder escuchar al Guasón que más bien parece un filósofo contemporáneo con todos sus planteamientos sobre el orden, el caos, y sobre todo, de la naturaleza humana.

Voto porque en vez de leer a Platón... vayamos todos a hacerle la Hermenéutica a esta excelente película. JO jo jo.

Una conocida mía me comentó que estaba muy decepcionada porque ella esperaba ver los "Pow" y "Wasp!" de la serie de los 70's... y que además "no le pareció muy educativa para los niños".

A mi consideración es mucho más que educativa, sino reflexiva sobre nuestros miedos, y pasiones, y lo que estamos dispuestos a hacer.