jueves, 1 de enero de 2009

Me propongo...

Ser tan fuerte que nada perturbe mi paz.
Hablar de salud, felicidad y prosperidad a toda persona que encuentre en mi camino.
Decir a mis amigos que hay algo especial y que vale la pena en ellos.
Ver el lado luminoso de todo y hacer de mi optimismo una realidad.
Pensar sólo lo mejor, trabajar por lo mejor y esperar lo mejor.
Ser tan entusiasta por el éxito de otros como por el propio.
Olvidar los errores del pasado y apurar mis logros futuros.
Tener un semblante alegre en todo momento y sonreír a toda criatura viva.
Dedicar tanto tiempo a mejorarme que no me quede tiempo para criticar a otros.
Ser más grande que mis preocupaciones, más noble que el enojo, más fuerte que el miedo y más feliz que los problemas.
Pensar lo mejor de mí misma y proclamarlo al mundo, no con fuertes palabras, sino con grandes acciones.
Vivir en la fe de que el mundo está de mi lado, en tanto yo sea fiel a lo mejor que hay en mí.

De "The Optimist Creed", por Christian D. Larson.

1 comments:

chicokc

Venga! Mucha suerte con tus propósitos, están la verdad muy padres, realizables claro que sí.